Love kills slowly.

A ti que piensas que todo en la vida es efímero, que no merece la pena luchar por lo que quieres, porque total, ¿quién sabe si hay un mañana? A ti que dices que mis besos son regalados, que has decidido que no quieres nada conmigo porque serás solo uno de tantos, que hoy llueve y estás triste pero que más triste puedo estar yo, que hace tiempo que llueve en mis ojos por tu culpa. Yo te miento, te miento diciéndote que no te quiero, que ya no podemos estar juntos, que sí, que tienes razón y solo serías uno de tantos,  hay momentos en los que incluso me llego a mentir a mi misma, pero entonces mi cabeza me suelta ''¿gilipollas, no ves que lo único que haces es pensar en él?'' Y voy de orgullosa, porque tú bien sabes que lo soy, y te sigo mintiendo, y en mis ojos no deja de llover cuando estoy conmigo misma.
Pero estoy harta, harta de no saber qué quiero, harta de no saber qué quieres, harta de no poder hacer lo que quiero y lo que tú quieres, pero sobretodo estoy harta de perder momentos en los que podría estar contigo. Cuando me doy cuenta de ésto, digo que voy a ir a hablarte del tema, que ya es hora, que eres distinto o yo lo siento así, que no me importa que te llames a ti mismo gilipollas, porque eres el gilipollas más genial que existe, y a mi eso me gusta, como también me encanta que me hagas sonreír de ésa forma que solo tú, con tu gilipollez, sabes.
[Jersey: Mango.]



Buenos días bloggers, hoy hace un día de mierda si lo vemos negativamente, pero oye, es el día perfecto para quedarse en casita y hablar por teléfono o leer, o porqué no, poner en marcha esto. Parezco gilipollas porque no sé ni por dónde me da el aire y me lío... Mira que parecía fácil eh, pues nada... Jajajaja en fín... Voy a seguir subiendo cositas.